Ahmad Attoun

Años:
51 años
Dirección:
Traslado forzoso a Ramallah
Estado civil:
Casado con hijos
Profesión:
Parlamentario del Consejo Legislativo Palestino (Partido Cambio y Reforma)
Fecha de la detención:
12.04.2017
Prisión:
Negev Desert (Ketziot) Prison
Última actualización:
31.01.2018

Último arresto

El 12 de abril de 2017 las fuerzas de ocupación israelíes allanaron la casa en al-Bireh de Ahmad Attoun, miembro del Consejo Legislativo Palestino (PLC por sus siglas en inglés), y le arrestaron. Le llevaron a la prisión de Ofer, donde le interrogaron y expidieron una orden de detención administrativa de cuatro meses contra él. Tras expedir la orden, le transfirieron a la prisión de al-Naqab. El comandante militar israelí renovó la orden de detención administrativa dos veces; la primera renovación fue de cuatro meses y la segunda de tres meses, que expirará el 9 de marzo de 2018.

Arrestos anteriores/Detención Administrativa

Las fuerzas de ocupación israelíes han arrestado a Ahmad Attoun, miembro del Consejo Legislativo Palestino, en numerosas ocasiones. Ha estado más de 15 años detenido. Estos fueron sus arrestos previos:

Primer arresto: sentenciado a 4 años (1988-1992)

Segundo arresto: sentenciado a 3 años (1994-1997)

Tercer arresto: seis meses de detención administrativa (1998-1999)

Cuarto arresto: sentenciado a 3 años y medio (2006-2010)

Quinto arresto: 20 meses bajo órdenes de detención administrativa renovadas (2013-2014)

Actividades sociales

El miembro del PLC es una persona de influencia y envergadura en su comunidad de Jerusalén Este. Su posición es una de las razones principales por las cuales ha sido trasladado forzosamente de Jerusalén. En esencia, las fuerzas de ocupación israelí buscan prevenir que Attoun actúe como una figura de influencia en su comunidad. Por ello, utilizan la política de traslados forzosos con el objetivo de dividir a la sociedad palestina y prevenir su desarrollo social, político y económico.

Desde 1997, Attoun ha sido un líder en la mezquita de al-Omari y en la de al-Murabteen, ambas en Sur-Baher (Jerusalén Este) y así fue hasta que le trasladaron forzosamente en 2005. También fue el director del centro Zaid para enseñar el Corán. Además, presidió una asociación en su barrio de Jerusalén Este. En 2006, fue elegido miembro del PLC y estuvo en el comité de Jerusalén y en el comité de Seguridad Interna.

Condiciones de salud

El miembro del Consejo Legislativo Palestino, Ahmad Attoun, sufre de problemas del corazón, razón por la cual se sometió a una operación un año antes de ser arrestado. También sufre de hipertensión, diabetes y problemas de riñón.

Prohibición de traslado

El 29 de mayo de 2006, el Ministro del Interior israelí expidió una revocación del permiso de residencia de varios jerosolimitanos del partido de Cambio y Reforma. Entre ellos se encontraban miembros del Consejo Legislativo Palestino; Ahmad Attoun, Mohammad Abu Tair, Mohammad Totah y Khaled Abu Arafeh, Ministro de los Asuntos de Jerusalén palestino. Un año después, el 29 de junio de 2006, las fuerzas de ocupación arrestaron a Attoun y le sentenciaron a tres años de prisión. Tras ser puesto en libertad el 3 de junio de 2010, las fuerzas de ocupación de Israel le entregaron una orden por la cual debía abandonar Jerusalén antes del 3 de julio de 2010.

El 30 de junio de 2010, Abu Tair fue arrestado por negarse a cumplir la orden de deportación y fue llevado a juicio en Jerusalén. Al mismo tiempo, Attoun y Abu Arafeh emprendieron una sentada a modo de protesta por la orden de prohibición de traslado emitida contra ellos en la puerta de la oficina del Comité Internacional de la Cruz Roja (ICRC por sus siglas en inglés), en Jerusalén Este, con sus permisos de residencia temporal ya caducados. El 26 de septiembre de 2011, las fuerzas de ocupación israelíes allanaron las oficinas del ICRC y arrestaron a Attoun. Le llevaron al centro al-Moscobbiyya, en el que sufrió malos tratos y fue coaccionado para que firmara la orden de expulsión. Como resultado, el 6 de diciembre del 2011, Ahmad Attoun, miembro del PLC, fue deportado forzosamente a Cisjordania.

Según el derecho internacional, Jerusalén Este es parte del territorio ocupado. Por lo tanto, las fuerzas de ocupación israelíes no pueden forzar el traslado de los residentes de Jerusalén Este, que estén protegidos. Por ello, esta orden para transferir a los miembros del PLC y al ministro es una flagrante violación del derecho internacional humanitario. Se considera, asimismo, parte de la política sistemática israelí de castigo colectivo.

Según el artículo 49 de la Cuarta Convención de Ginebra, la potencia ocupante no puede trasladar por la fuerza a las personas protegidas excepto bajo algunas condiciones que las fuerzas de ocupación israelíes no cumplían. Como resultado, la orden de expulsión y revocación de la residencia no es válida según el artículo 147 de la Cuarta Convención de Ginebra y constituye un crimen de guerra según el artículo 85 del Protocolo I de la mencionada convención.

Análisis legal

En la Cisjordania ocupada, el ejército israelí está autorizado a expedir una orden de detención administrativa contra civiles palestinos bajo la Orden Militar 1651. Esta orden otorga a los comandantes militares del área el poder de detener a individuos durante periodos de seis meses renovables si existen “motivos suficientes para presuponer que la seguridad del área y la seguridad pública requieren la detención”. La orden tiene que ser renovada por el tribunal; si es un tribunal civil o un militar, se termina mediante el permiso de residencia de la persona (si es de Jerusalén o bien tiene un documento de identidad de Cisjordania). En el día en el que expira, o justo antes de hacerlo, la orden de detención es frecuentemente renovada. Este proceso puede renovarse indefinidamente. 

Esta práctica de detención administrativa constituye una grave violación del derecho internacional y de los estándares de los derechos humanos, en especial del artículo 78 y 72 de la Cuarta Convención de Ginebra que estipula que los individuos acusados tienen el derecho a defenderse. El proceso también viola el artículo 66 de la mencionada convención a los estándares a un juicio justo.

Addameer sostiene que la detención de Ahmad Attound viola los estándares internacionales a un juicio justo ya que las órdenes se basan en información secreta. Como resultado de que la información sea “secreta”, el representante legal de Mohammad no puede abordar plenamente los argumentos esgrimidos por la fiscalía en referencia a que supone una “amenaza para la seguridad”.

Ahmad Attoun, miembro del PLC, ha sufrido una campaña contra su persona. Tan solo cuatro meses después de salir de prisión y tras haber estado dos años bajo detención administrativa, volvieron a arrestarle durante seis meses. De los, aproximadamente 20 años que ha estado en prisión, dos tercios del tiempo han sido sin cargos ni juicio.

Familia

Ahmad Attoun está casado con Nisreen Dewyat y es padre de cinco hijos e hijas: Mujahid de 19 años, estudiante de derecho, Muhammad de 18 años, estudiante de contabilidad, Marian de 17 años, Mahmoud de 16 y Batoul de 8.

El 3 de diciembre de 2013, las fuerzas de ocupación israelíes arrestaron a sus dos hijos, Mujahid que entonces tenía 16 años y Muhammad, que tenía 15. Pusieron en libertad a Mujahid horas después de ser arrestado, pero no a su hermano. Condenaron a su hermano a dos años de prisión. Fue puesto en libertad el 1 de octubre de 2015 de la prisión de Megiddo. El 1 de diciembre de 2016 le volvieron a arrestar y fue condenado a seis meses de prisión, hasta el 11 de mayo de 2017.

Personas miembro del Consejo Legislativo Palestino

A pesar de que, según el derecho internacional y los tribunales israelíes, nadie puede ser detenido por sus opiniones políticas, los líderes políticos palestinos son sistemáticamente arrestados y detenidos como parte de los esfuerzos de Israel para acabar con el proceso político palestino – y, con ello, con la soberanía política palestina y la autodeterminación –. En el período previo a las elecciones legislativas palestinas de enero de 2006, esta política de arrestos se aplicó especialmente a las personas miembro del PLC.

Durante la segunda mitad de 2015, el número de miembros del Consejo Legislativo Palestino se redujo a 5. Sin embargo, este número aumentó a 10 a finales de diciembre de 2017. Actualmente hay 11 detenidos del PLC, siete de los cuales están bajo detención administrativa.

Desde 2006, las fuerzas de ocupación israelíes continúan persiguiendo a las personas miembro del PLC y encarcelándoles de manera arbitraria mediante juicios militares, que no cumplen con los estándares a un juicio justo o, para la mayoría de ellos, mediante órdenes de detención administrativa. También han prohibido que numerosos miembros del PLC viajen fuera de los Territorios Palestinos Ocupados.